Bebés 0-1 año

8 perfectas maneras de conectarte con tu bebé

Salud

 

En las primeras salidas con tu hijo, es normal que te sientas un poco incómoda y nerviosa por no encontrar la posición adecuada para cargarlo. Por eso, contar con una mochila para trasladar bebés es fundamental para llevarlo contigo a todas partes de manera segura, estimularlo y hacer que comience a descubrir el mundo que lo rodea.

Además, este accesorio sirve para que tengas a tu bebé muy cerca de ti, pues puedes ubicarlo en dirección a tu pecho para que escuche los latidos de tu corazón, tal como lo hacía mientras estaba en el vientre. Por si fuera poco, es una posición ideal para que pueda dormir y descansar apoyado en tu pecho.

Cuando el bebé ya está más grande, entre los 4 y 5 meses de vida, es recomendable que se ubique hacia el frente para que se estimule mirando las cosas que le llaman la atención y tenga facilidad de mover sus brazos y piernas.

Otras de las ventajas de estos bolsos, es que son muy prácticos a la hora de hacer trámites porque te permiten tener los brazos libres para llevar bolsas u otro tipo de bultos.

Sin embargo, es muy importante tener en cuenta ciertos requisitos antes de adquirir una mochila para llevar al bebé:

Peso mínimo y edad: las mochilas más livianas soportan un peso mínimo de 3 kilos y una edad de una semana.

Peso máximo: aguanta un peso máximo entre 9 a 16 kilos.

Algunos bolsos, se ajustan a las medidas del bebé con broches o correas.

Beneficios de usar mochilas para llevar al bebé:

  • Ayuda al equilibrio de la cabeza y cuerpo del bebé

  • Permite que la mamá esté atenta a todos sus movimientos

  • Distribuye el peso del bebé en caderas, espalda y hombros de la madre para que esta no sienta molestias ni dolores

  • Estrecha vínculo entre padres e hijo por la cercanía que se tiene día a día

  • Ayuda a entretener y a estimular al bebé porque mientras lo cargas descubre el mundo, escucha voces, se calma y se entretiene

  •  

    Portabebés:

    Son telas que también sirven para cargar al bebé. Se cruzan por el hombro de la madre o el adulto que lleva al bebé y se ajusta con una hebilla en la cintura para distribuir el peso. También se puede usar en recién nacidos envolviéndolos, dando más comodidad para la lactancia. A medida que bebé crece, la tela se va adaptando y se puede utilizar hasta el año y medio de vida.


    Luego de pasar tanto tiempo juntos ya sabes cómo llamar la atención de tu pequeño, también cómo sacarle una sonrisa, además has ido aprendiendo sobre sus gustos y mañas e incluso, en algunas ocasiones puedes comprenderlo sólo con una mirada.

    Es importante que desde las primeras etapas de su crecimiento podamos comunicarnos con nuestro bebé para transmitirle seguridad, ya que finalmente todo esto llevará a establecer un vínculo seguro que durará toda la vida.

    Te mostramos 8 maneras perfectas para conectarte con tu bebé.

    1. Atiende sus demandas, ya sea para descubrir si tiene hambre, si debes cambiar su pañal e incluso si es sólo por maña, esto le entregará la seguridad de que estás ahí.

    2. El tacto es uno de los sentidos mejor desarrollados de los bebés, por lo que debes aprovechar de entregarle cariño con besos y abrazos para estimular su cerebro y que aprenda nuevas sensaciones.

    3. Háblale aunque no entienda lo que digas ya que lo que los bebés disfrutan es el tono de voz, como mueves tus labios, incluso cómo lo miras. Cantarle también es una buena idea para que escuche diferentes tonalidades, atrévete aunque creas que no lo haces bien, tu bebé te lo agradecerá.

    4. Acurruca a tu bebé en tus brazos pegado a tu cuerpo, esto le permitirá escuchar tus latidos que asociará cuando aún estaba en tu vientre, además percibirá el calor de tu piel y tu aroma que le entrega seguridad.

    5. Regalarle un masaje es una sensación de relajación y conexión única. Los bebés disfrutan mucho de los masajes y generalmente se duermen, aunque también puede quedar estimulado si lo realizas luego de su siesta, lo que facilitará la conexión contigo.

    6. El juego y la risa siempre serán por excelencia una de las mejores formas de lograr un vínculo. Mientras más te comportes como niño y compartas lo que a tu bebé le llama la atención, mejor será el resultado. ¡A practicar tus caras chistosas!

    7. Imitando los sonidos de tu bebé cara a cara estimularás sus sentidos, ya que te conectarás con su forma de comunicarse, sintiéndose importante para ti. Repite los “agus” para captar su curiosidad.

    8. La hora del baño es un momento único, con el agua rememorará el placer de haber estado dentro de ti. Los bebés se sienten en casa cuando están en el agua, por lo que aprovecha de mirarlo a los ojos, hablarle y cantarle canciones divertidas ya que de seguro estará atento a ti para confirmar que puede relajarse y disfrutar con la seguridad que sólo su mamá le puede dar.

     

    ¿Cuál es tu forma preferida para conectarte con tu bebé?

     

    Cualquier duda por favor consulta con tu médico.