Dejando los Pañales

Consejos para controlar el pis por la noche

Consejos

 

En ocasiones vemos como nuestros pequeños se duermen muy profundamente por las noches, tan profundo que ningún ruido los alteraría. Ni siquiera pueden despertarse cuando surge la necesidad de hacer pis, por eso terminan mojando su cama. Al levantarse vemos que tienen vergüenza o incomodidad.

El término médico adecuado para referirnos a la imposibilidad de controlar la orina es enuresis, también conocida como micción involuntaria. Este problema sucede por las noches, cuando ocurre durante el día recibe el nombre de ‘enuresis diurna’.

Podemos decir que existen dos tipos de enuresis: la enuresis primaria y la enuresis secundaria. La enuresis primaria es la que se orinan por la noche desde que son bebés y la secundaria aparece después de un año o más de haber aprendido a controlar la vejiga.

Recordemos que la vejiga es una especie de recipiente muscular para la orina que puede expandirse o aumentar su tamaño cuando la orina ingresa y después se contrae cuando la orina es eliminada. Normalmente los nervios de la vejiga envían un mensaje al cerebro cuando está llena, en ese momento el cerebro manda otro mensaje para evitar que se vacíe de forma automática hasta que se pueda ir al baño. Pero en la etapa del sueño los pequeños que sufren de enuresis se hacen pis de manera involuntaria.

Durante la noche, mientras se duerme se segrega una hormona que se encargar de hacer reabsorber toda el agua posible que existe en la orina, esta hormona se llama antidiurética, y permite que la orina se concentre mucho. Por esa razón la primera orina es muy oscura y es la que se encarga de que se produzca menos cantidad de orina mientras se duerme.

Podemos decir que existen tres motivos por los cuales lo pequeños se hacen pis por la noche. En primer lugar puede suceder que no se segregue la hormona antidiurética por lo que no se concentra la orina y se sigue fabricando mucha orina mientras se duerma. En segundo lugar puede suceder que su vejiga se contraiga muy fuerte cuando se llena. Y, por último, que no tenga la capacidad de cerrar su ‘llave de paso’ o que no haya terminado de aprenderlo todavía.

En muchos casos solo es cuestión de tiempo de aprendizaje, pensemos que algunos pequeños pueden aprender antes que otros, su proceso de maduración es diferente.

Los expertos en la materia señalan que hacerse pis mientras se duerme nunca es patológico, recién a partir de los 7 años de edad, si los pequeños demuestran preocupación por el tema será necesario reeducarlos en la conducta.

Además, no es correcto que no le demos bebida antes de ir a dormir o durante la cena, esto no servirá de nada solo generará que tenga sed. Recuerda siempre que ante cualquier duda lo mejor siempre es consultar con el pediatra el problema particular.